Cartuchos alternativos: los riesgos de comprar cartuchos no originales

Es una práctica habitual adquirir cartuchos alternativos para nuestras impresoras, ya sea vía Internet o incluso en tiendas especializadas. A primera vista su apariencia es igual, tienden a ser más económicos, pero su baja calidad estropea y ensucia otros componentes de la impresora lo que implica un mayor mantenimiento y una disminución de su vida útil.

Como bien sabrás, a veces lo barato sale muy caro y en el caso que nos atañe se está demostrando con creces después de ver las últimas noticias publicadas al respecto.

Al parecer, tras varias pruebas y análisis, se ha detectado que los cartuchos para impresora fabricados fuera de la Unión Europea, más concretamente los que provienen de China, no cumplen con los estándares de seguridad definidos en la normativa europea. Este asunto es de suma relevancia y, por ello, creemos que es muy importante dar a conocer la situación actual al respecto.

 

La denuncia de ETIRA

En el año 2008, la Unión Europea prohibió en su normativa el uso del éter de decabromodifelino (DecaBDE), un aditivo utilizado en la fabricación de varios tipos de plásticos. No obstante, establecieron un límite legal de 1 gramo por cada kilogramo de plástico, el cual no genera riesgos a la salud. De todos modos, incluso se está estudiando en la actualidad desde la Comisión Europea la reducción de ese límite legal a 0,01 gramos por kilogramo, debido a su alto riesgo como elemento cancerígeno e inhibidor del sistema hormonal humano.

La ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas), asegura que ya se han encontrado restos de este éter de decabromodifenilo tanto en el agua de los ríos como en los suelos europeos. Esto se debe a la dificultad en la gestión de estos residuos.

Según los datos de ETIRA (European Toner and Inkjet Remanufacturers Association), un kilogramo de plástico para la fabricación de las carcasas de los cartuchos de impresora puede ascender, de media, a unos 1200 euros.

Tras los análisis realizados por esta asociación al plástico de varios modelos de estos cartuchos alternativos provenientes de China, se ha detectado en los mismos una alta densidad de DecaBDE. Para ser más exactos, poseen una concentración entre seis y catorce veces superior a la permitida actualmente por la normativa de la Unión Europea.

cartuchos-alternativos

 

La problemática de los cartuchos chinos no originales 

Creemos que es importante que conozcas que hay una parte de los fabricantes chinos que copian los cartuchos partiendo del modelo original, los elaboran con este tipo de plásticos sin controles de seguridad ni calidad y los comercializan a precios muy económicos en Europa. Con este acto violan una serie de patentes al aprovecharse de su bajo coste debido a la inferior calidad de sus componentes.

Este tipo de fabricantes solamente buscan la reducción de costes en todos sus productos. Más concretamente, en las materias primas, como los plásticos en este caso. Por consiguiente, esto equivale a una bajada de precios importante en todos sus productos finales y, por tanto, a una apertura de mercados sin competencia.

Pero para ello se están utilizando plásticos como, por ejemplo, en la fabricación de los cartuchos de impresoras, que cuentan con aditivos de pésima calidad. Estos plásticos, contienen, entre otros materiales, altas concentraciones de DecaBDE, no admitido en la normativa de residuos eléctricos y electrónicos europea, lo que convierte el producto final en cartuchos cancerígenos.

El problema afecta también al reciclado. Así, son productos que no resultan adecuados para el reprocesamiento, debido a que contienen el retardante halogenado DecaBDE. Tampoco pueden ser triturados y reconvertidos en materia prima debido a que contaminarían toda la muestra. Por tanto, su proceso normal de reciclado sería ser destinados a la incineración, generando unos altísimos costes para estos procesos.

Entre otros asuntos, algo indispensable para iniciar el fin de este problema sería que los fabricantes de cartuchos originales denunciasen la situación por competencia desleal. Esta es una circunstancia que podría involucrar a empresas importadoras y distribuidoras en Europa e iniciaría una batalla que, sin duda, generaría beneficios para nuestra salud.

 

¿Qué es el decabromodifenilo (DecaBDE) y porqué se dice que estos cartuchos alternativos son cancerígenos?

Los DecaBDE son una serie de compuestos químicos bromados que se utilizan en muchos productos como retardantes de llama. Se emplean principalmente en muchos tipos de industrias para prevenir incendios.

Este componente es añadido como aditivo en las mezclas plásticas principalmente, y se encuentra prohibido en la Unión Europea en aparatos eléctricos, al ser considerado un elemento cancerígeno e inhibidor del sistema hormonal humano. El DecaBDE se encuentra incluido en la «lista de sustancias candidatas extremadamente preocupantes en procedimiento de autorización» de la ECHA.

Estos compuestos se bioacumulan tanto en nuestros ecosistemas como en los tejidos animales y pueden causar alteraciones en el sistema endocrino de los seres vivos. Tienen efectos negativos sobre las hormonas tiroideas, por ejemplo, en el sistema reproductor y también en el sistema neuronal entre otros

Cancerígeno e inhibidor del sistema hormonal

Este retardante halogenado es considerado como una sustancia cancerígena, además de inhibidor del sistema hormonal endocrino que, a su vez, afecta en gran medida al desarrollo de embriones. Es persistente y bioacumulativo, o lo que es lo mismo, una vez ha ingresado dentro de un tejido animal, se acumula sin dar opciones de ser eliminado del mismo.

cartuchos-impresoras

 

Lo ideal es adquirir siempre los originales, ya sean cartuchos para impresora o tóner para impresora

Es habitual que se realicen controles periódicos a todos los productos fabricados en la Unión Europea. Además, entre ellos se analizan todas las materias primas como los plásticos con los que se fabrican, en este caso, los cartuchos originales y los remanufacturados.

En los cartuchos fabricados en la Unión Europea, según los análisis realizados, los límites marcados por la normativa son adecuados, obteniendo resultados en todos los análisis con valores inferiores incluso a 0,005 gramos por kilogramo.

En definitiva, desde Mastertec, como distribuidora de tóners cien por cien originales y completamente adaptados a cada una de las impresoras DEVELOP, te recomendamos que evites los cartuchos alternativos. Los cartuchos originales comprados en canales con certificado de garantía, te van a ofrecer la máxima calidad tanto del producto como de la impresión y, sobre todo, gran seguridad y garantías.