¿Cómo funciona el alquiler o renting de impresoras?

Los avances tecnológicos han permitido el desarrollo de nuevos equipos de impresión caracterizados por su eficacia, durabilidad y amplias opciones de conectividad. Sin embargo, esta complejidad también conlleva una mayor inversión inicial, gastos más elevados en consumibles y tareas de mantenimiento.  

Por esta razón, en los últimos años se ha popularizado el renting de impresoras. Una opción que nos permite disfrutar del aparato durante el tiempo que necesitemos. Sin preocuparnos por las averías y otros problemas inesperados. Ya que no tendremos que hacernos responsables de ellos.

En la entrada de hoy vamos a ver cómo funciona el alquiler de impresoras para empresas. Conoceremos sus principales ventajas. Y finalmente, mostraremos uno de los mejores modelos de impresora de producción que puede encontrar en la actualidad.

¿Qué ventajas tiene el renting?

Disfrutará de todas las características y funcionalidades de una impresora profesional sin tener que pagar por ella. Por una módica cantidad al mes, podrá alquilarla para cubrir una demanda extra de trabajo. O satisfacer los requisitos puntuales de algún cliente.

En todo momento, el equipo pertenecerá a la empresa que le facilita el renting, que además se hará cargo de las tareas de mantenimiento. Controlará mejor el volumen de trabajo y podrá calcular con exactitud el precio que cuesta cada copia. Y al considerarse un gasto más de la empresa, es deducible a efectos fiscales.

Este tipo de operaciones no quedan registradas en el CIRBE. Un fichero que posee el Banco de España y que las entidades consultan antes de conceder un préstamo. Aparecer con demasiada frecuencia en esta lista puede limitar en gran medida futuras operaciones de crédito.

¿Me conviene alquilar una impresora?

Tenga en cuenta que las empresas que se dedican al renting adquieren sus equipos al por mayor. Por lo que pagan mucho menos de lo que a usted le costaría la impresora en el mercado. Esto les permite proporcionar precios muy atractivos para todo tipo de particulares y empresas. Que incluyen el mantenimiento, averías, consumibles y repuestos.

Las impresoras de alquiler también son una excelente opción si necesita un equipo de producción de grandes prestaciones. Especialmente si su volumen de copias mensuales supera las 300 en blanco y negro o las 50 en color. Ya que adquirir este tipo de impresora en propiedad supone una fuerte inversión para su negocio.

¿Qué impresora de renting elegir?

Las impresoras Develop, suministradas en exclusiva en España por Mastertec, son de las más fiables que podemos encontrar en el mercado. Además, esta empresa proporciona un servicio de renting que le permite disfrutar del equipo durante el tiempo que necesite. Pagando solo por el tiempo que la utilice o los archivos que imprima.

En su catálogo encontramos la ineo+ 3070. Una potente impresora de producción que soporta formato A3 y tiene una velocidad de 71 páginas por minuto. Con un gramaje máximo de 350 gsm, proporciona una calidad excepcional en todo tipo de documentos a color o en blanco negro.

Su capacidad básica de papel es para 1.500 hojas, ampliable a 15.390. Puede imprimir banners con un tamaño de 1.200 mm o dúplex de hasta 762 mm. Y digitalizar documentos de 240 ipm como máximo. Cuenta con escáner, impresora, fotocopiadora y fax. Así como numerosas opciones de acabado y todas las funcionalidades que necesite su negocio.