La historia de la impresión: ¿Quién fue su inventor?

Las impresoras actuales son el fruto de décadas de desarrollo tecnológico. Resistentes, fiables y muy duraderas. Realizan su trabajo de manera eficiente, caracterizándose por un bajo consumo y una excelente calidad final. Además, poseen conexión Wifi, por lo que podemos enviar ordenes desde cualquier dispositivo móvil.

Como puede imaginar, hace unos años la situación era bien distinta. Por ello, en la entrada de hoy vamos a hablar de la historia de la impresión. Conoceremos al inventor de la impresora y mostraremos uno de los mejores modelos que puede encontrar hoy en día.

¿Quién inventó la impresora?

Es complicado atribuirle el mérito a una sola persona. Para algunos estudiosos, tenemos que remontarnos hasta mediados del siglo XIX. David Edward Hughes inventó en 1855 un tipo de telégrafo capaz de transmitir los datos mediante un código perforado. Se podría considerar como el primer antecedente de las impresoras modernas. Y disponía de un teclado con una disposición parecida un piano.

Sin embargo, el auténtico pionero fue Charles Babbage. Quien en 1940 creó los diseños de la primera impresora. Nunca pudo ver su obra hecha realidad. Pero 50 años más tarde un grupo de ingenieros tomaron los planos y decidieron ensamblarla. Estaba formada por más de 4.000 piezas y pesaba cerca de 2 toneladas. Actualmente, se exhibe en el Museo de Ciencia de Londres.

Historia de la impresión

A partir del descubrimiento de Charles Babbage, la tecnología de impresión comenzó a desarrollarse a pasos agigantados. En 1953, Remington Rand crea UNIVAC High Speed Printer. La primera impresora de alta velocidad capaz de imprimir 600 líneas de texto por minuto.

4 años más tarde, IBM patenta la impresora de matriz de puntos. Que gracias a un cabezal de impresión podía deslizarle lateralmente por el papel. En 1959 inventa los equipos de impresión por líneas. Que tenían la gran ventaja de sobreimprimir, permitiendo una escala de grises.

Finalmente, en 1969 un ingeniero norteamericano llamado Gary Starkweather creó la primera impresora láser. Que 2 años después se hizo realidad en el centro de investigaciones Xerox. No obstante, no llegó al mercado hasta 1977.

Características de la impresión láser

Las impresoras láser constan de un tambor fotoconductor y un tóner con pigmentos secos en lugar de cartuchos de tintas. Mediante un haz de luz, el tambor se ioniza atrayendo los pigmentos. Que con ayuda del calor y la presión quedan recogidos en el folio. Para trabajar en blanco y negro se usa un solo contenedor. Mientras que en impresiones a color se requieren 4 tóneres: cian, magenta, amarillo y negro.

¿Por qué elegir una impresora láser?

Las impresoras láser actuales son unas potentes herramientas de trabajo. Combinan una gran velocidad de impresión con un estándar de calidad muy elevado. Además de ser muy resistentes y tener un funcionamiento silencioso. En los últimos tiempos, les han ganado el terreno a las impresoras de tinta tanto en ámbitos profesionales como los hogares.

ineo+ 3351

Es imprescindible apostar por una marca de confianza, como es el caso de Develop, suministradas en exclusiva en España por Mastertec. Dentro de su amplio catálogo encontramos la ineo+ 3351. Una potente impresora a color que soporta formato A4 y tiene una velocidad de impresión de 33 páginas por minuto.

Dispone de un panel de control multi-touch muy intuitivo, con elevados niveles de seguridad y un consumo de energía mínimo. Además, cuenta con una alimentación de papel de hasta 1.650 folios, permite gramajes máximos de 210 gsm y diversos acabados como grapado o doblado.