Puntos por pulgada: cómo medir la calidad de impresión

En la entrada de hoy vamos a hablar de los puntos por pulgada y cómo afectan a la calidad de impresión. También le mostraremos algunos ejemplos para pasar documentos digitales a formato físico. Y finalmente, conoceremos una de las mejores impresoras que puede encontrar en la actualidad.

¿Qué son los puntos por pulgada?

Los puntos por pulgada (ppp) son un elemento de conversión. Sirven para pasar los píxeles de una imagen digital a pulgadas en formato físico. ¿Y qué son los píxeles? Se trata de la unidad de medición más pequeña en archivos digitales. Así, que, en otras palabras, los puntos por pulgada nos indican la cantidad de píxeles que hay en una pulgada de imagen impresa. Y hacen referencia a la densidad o resolución máxima.

¿Qué importancia tienen a la hora de imprimir?

Podemos imprimir un archivo digital en el tamaño que queramos. Desde un solo centímetro a varios metros. Sin embargo, cuanta mayor sea la superficie de impresión, menos resolución tendrá. Algo que se hace más evidente cuando nos acercamos. Esto es debido a que en cada pulgada hay pocos puntos por píxeles.

Por lo tanto, si quiere imprimir una imagen en gran formato, que sea totalmente nítida y con gran calidad, no tendrá más remedio que partir de un archivo con un alto índice de puntos por pulgada. ¿Cuántos son necesarios? Depende de las necesidades de cada usuario.

Pero para que se haga una idea, los carteles publicitarios suelen imprimirse a 72ppp, ya que están diseñados para verse a distancia. Por el contrario, las fotografías deben tener una resolución mínima de 240ppp para disfrutar de una buena calidad. A partir de los 300ppp, las diferencias son prácticamente inapreciables por el ojo humano.

¿Cómo pasar de píxeles a puntos por pulgada?

Imagine que quiere imprimir una imagen digital que mide 3000 x 2000 píxeles. A una escala de 4 x 6 pulgadas obtendrá un documento con una resolución de 500 píxeles por punto. Como más allá de los 300 no perdemos calidad, podemos seguir aumentando el tamaño sin problemas. Por ejemplo, llegando hasta las 8 x 12 pulgadas, que nos dejaría una resolución de 250 ppp. Más allá de estos parámetros, el resultado final podría no ser el esperado.

¿Qué impresora elegir para tener una impresión de calidad?

¿Necesita un equipo fiable que satisfaga por completo todas las opciones de impresión de su oficina? En el mercado actual tenemos una enorme variedad de marcas y modelos, que destacan por su excelente rendimiento y una enorme durabilidad.

Como es el caso de las impresoras Develop, suministradas en exclusiva por Mastertec. Estos equipos se caracterizan por proporcionar un alto índice de puntos por píxel durante las impresiones. Que se traduce en un trabajo con mayor definición y calidad.

Aunque también hay que tener en cuenta otros factores, como por ejemplo el consumible que estemos usando. En este sentido, los cartuchos de tinta suelen rondar los 300 ppp. Mientras que los pigmentos presentes en los tóneres de las impresoras láser llegan hasta los 1.200 ppp.

ineo+ 458

ineo+ 458

¡descubre la ineo + 458!

Este potente equipo a color tiene una velocidad de impresión de 45 páginas por minuto. Soporta formatos A4 y A3. Y puede digitalizar documentos en 120 ipm hasta un máximo de 240 ipm. Por lo que podrá hacer frente sin problemas a elevados volúmenes de trabajo mensuales.

Además, todas las opciones se pueden controlar cómodamente a través del teléfono móvil. Por lo que podrá dar órdenes de impresión o examinar los documentos aunque no se encuentre en la oficina. Incluye un alimentador de papel estándar de hasta 6.650 hojas, con un gramaje máximo de 300 gsm. Así como distintas opciones de acabado: grapado, perforado o doblado en Z.

En definitiva, ineo+ 458 es una impresora que se adapta por completo a las necesidades de su negocio. Le permite cumplir con los plazos acordados con los clientes y evita que dependamos de los servicios de terceros.