Riesgos de utilizar recambios no compatibles para imprimir

Con la llegada de la crisis, muchos usuarios de impresoras decidieron buscar alternativas más económicas a los recambios originales. Sin embargo, aunque a corto plazo tengamos un ahorro considerable, los cartuchos de tinta y tóneres no oficiales pueden provocar una serie de problemas en el futuro.

Es decir, que todo esto se resume con la típica frase de que lo barato al final sale caro. En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema y os mostraremos los riesgos de utilizar recambios no compatibles para imprimir.

Calidad de impresión

Una de las primeras damnificadas al usar un recambio no original será la calidad de impresión. Hay que tener en cuenta que cada fabricante diseña un cartucho o tóner específico para sus modelos con distintos porcentajes de elementos.

Sin embargo, los recambios de otras marcas usan pigmentos o tinta a granel independientemente de las características del equipo. El resultado es una calidad de impresión muy baja, con caracteres poco definidos y una antiestética transición de colores.

Problemas de compatibilidad

Otro de los grandes problemas de los consumibles no oficiales es que en ocasiones no son reconocidos por la impresora. En la mayoría de los casos esto se debe a un problema entre el software de nuestro equipo y el chip presente en el tóner o cartucho. A veces, esto se soluciona limpiando el chip. Pero en otras, la única solución que nos queda es tirar el recambio.

Esta incompatibilidad también puede producirse por la presencia de partículas extrañas en el consumible. Que pueden corresponder a elementos extraños o a unas dimensiones incorrectas de los pigmentos en impresoras láser. Esto último es muy peligroso. No solo ofrece un pobre resultado en los documentos, sino que puede afectar a la vida útil del equipo.

Averías en la impresora

Cualquier diferencia en el gramaje de las partículas del tóner dificultará su paso por el tambor, la banda de transferencia y el fusor. El resultado es un desgaste prematuro de estos elementos, cuyo coste de reparación supera con creces el dinero que hayas podido ahorrar con los recambios no oficiales. 

Además, una vez que estos pigmentos se mezclan en el tambor quedarán para siempre dentro de la máquina. Por lo tanto, si quieres volver a usar recambios originales tendrás que sustituir antes los tambores. Exacto, otro gasto más a tener en cuenta.

¿Merece la pena correr el riesgo?

En Mastertec estamos convencidos de que usar recambios no originales de Develop es una mala elección. El supuesto ahorro se desvanece si consideramos todos los gastos adicionales que pueden provocar.

No solo no aprovecharemos al 100% la capacidad de los consumibles, sino que nuestras impresoras sufrirán un enorme desgaste que se traduce en costosas averías. Y todo ello sin tener en cuenta la baja calidad de impresión.

En resumen, los recambios oficiales te van a permitir ahorrar tiempo y dinero a largo plazo, evitar contratiempos de última hora y cumplir con las demandas de tus clientes.