Uso de una impresora 3D de escritorio para sacar más provecho de las máquinas CNC

Uso de una impresora 3D de escritorio para sacar más provecho de las máquinas CNC

Impresora 3D y mecanizado CNC

La maquinaria CNC se ha convertido en la base del éxito de la mayoría de los talleres en la actualidad. Sin embargo, la alta demanda en la construcción de piezas específicas y de pequeño tamaño, hace que muchas gestiones dejen fuera de lugar a trabajos mecanizados.

Las impresoras 3D solucionan este problema sin requerir una gran inversión. Cada vez más, los talleres utilizan una impresora 3D de escritorio asequible para asumir trabajos de soporte y liberar de trabajo a las máquinas CNC. Con tiempos de respuesta rápidos y suficiente resistencia, rigidez y precisión para muchos trabajos más pequeños, la impresora 3D de escritorio se está convirtiendo rápidamente en un compañero rentable para las máquinas CNC tradicionales.

La eficacia de una impresora 3D de escritorio

Aparte de ocupar el mínimo espacio y casi no necesitar instalación, alivia la carga de trabajo de las máquinas CNC y permite a los empleados seguir con su labor mientras la impresora crea la pieza solicitada.

Además, los trabajos realizados en impresora 3D no requieren personal que controle su fabricación, por lo que se gana en competitividad, en productividad, se ahorra en tiempo de trabajo y se mejora el ROI.

Un sencillo funcionamiento

Lo habitual es apostar por el aluminio para crear las piezas, desechando un material tan económico y resistente como el plástico. Las máquinas CNC necesitan un plástico determinado que hay que seleccionar y preparar, provocando así una gran pérdida de tiempo de trabajo. 

Con una impresora 3D Makerbot, marca que apuesta siempre por la última tecnología, es posible usar un único tipo de plástico e imprimir cualquier prototipo a partir de un archivo CAD. La pieza resultante será tan eficaz como una fabricada en acero y la empresa podrá producir más en menos tiempo.

En la actualidad, es posible imprimir en ABS, nylon, carbono, etc. y fotopolímeros consiguiendo siempre un magnífico resultado.

El proceso de la impresión en 3D

El inicio es idéntico al que se usa en el fresado en máquinas CNC.  Los ingenieros diseñan un cuerpo sólido en tres dimensiones que perfeccionan usando CAD antes de su impresión definitiva. No es necesario el uso de CAM sino que se hace una slicer, que realiza el propio programa de la impresora.

La impresión 3D permite fabricar geometrías impensables en CNC, lo que permite ampliar las posibilidades desde la fase de diseño.

La impresora 3D se conecta a un ordenador mediante Ethernet y WiFi y se envía el diseño realizado.  Es importante elegir una impresora pensada para la industria y con la máxima fiabilidad y rendimiento. Hemos de evitar tener que revisar impresiones con acabados que no se acerquen al diseño realizado. En este sentido, Makerbot es una marca con los mejores estándares de calidad del mercado.

Interior de impresora 3D

Ejemplos de la efectividad de la impresión en 3D

Son diversos y siempre confirman la utilidad de esta tecnología. Entre los más destacados, podrían citarse los que ahora se explican.

Mordazas blandas

Algunos accesorios, incluidas las mordazas blandas, incluyen superficies curvas o complejas que normalmente requieren operaciones de fresado de superficies con un fresado de punta de bola para crear la geometría deseada. Debido a que la impresión 3D es un proceso de fabricación aditiva y no requiere programación de trayectoria de herramienta en un paquete CAM, las superficies curvas no son más difíciles de crear que las operaciones planas. Toda la geometría es manejada por el software. Las impresoras 3D sobresalen en la producción de este tipo de accesorios porque la complejidad relativa de la geometría de una pieza generalmente no afecta significativamente el tiempo de impresión de los accesorios o cualquier otra pieza.

La impresora Makerbot Method es muy recomendable para este tipo de trabajos.

Elementos de fijación

Lo habitual es que sean totalmente planos y rectos. Para lograr otras formas o características con una máquina CNC hay que realizar una serie de modificaciones que consumen mucho tiempo de trabajo.

Imprimiendo en 3D, es posible crear cualquier geometría obteniendo a cambio piezas más ligeras en un tiempo récord. Trabajos que tardaban semanas se reducen a dos días.

Calibradores y control de calidad

La maquinaria CNC tiene la capacidad suficiente como para crear un buen número de piezas de forma mecánica. Cuanto más aumenta la producción, más probabilidades hay de encontrar productos defectuosos debido al desgaste de los calibradores y de las piezas del control de calidad.

Disponer de una pieza impresa en tres dimensiones que revise eficazmente cada pieza producida es tan fácil como recomendable. Solo habría que diseñar el calibrador correspondiente en CAD e imprimirlo en minutos en una impresora como la Makerbot Method.

Accesorios modulares

En una máquina CNC es posible fabricarlos, pero también es demasiado habitual que presenten daños debido a los desechos del acero y al propio tratamiento de la materia prima.

Muchas empresas usan piezas en 3D para conectar otras rectas, consiguiendo un acabado perfecto y evitando la consecuencia mencionada en el párrafo anterior. La efectividad de modelo Makerbot Method es siempre recomendable.

Piezas impresas en 3D

Ejemplos de la efectividad de la impresión en 3D

Dependerá del modelo adquirido, pero lo habitual es usar alguno de los que componen el siguiente listado:

· ABS. Es el más utilizado dadas sus positivas características, pero se derrite con facilidad generando humos tóxicos. Se aconseja no usarlo en un espacio cerrado.

· Fotopolímero resistente. Es una variante del fotopolímero habitual, usado en impresiones no industriales, que ofrece la resistencia del ABS y que se amolda al uso profesional.

· Nylon. Como termoplástico, sigue siendo de los preferidos por los fabricantes gracias a su enorme resistencia, adaptabilidad y calidad. No es tan resistente como el material anterior, pero sí eficaz.

· Carbono (nylon reforzado con fibra). Las fibras se introducen en el nylon para aumentar su tensión y resistencia. Se usa mucho en el sector aeroespacial y en la construcción de vehículos.

Así, parece confirmarse que el uso de una impresora 3D no deja de ser una solución muy eficaz para descargar de trabajo a las máquinas CNC y, sobre todo, para ampliar la capacidad de producción de una empresa. Por todas las características arriba descritas, la impresión 3D sigue siendo la mejor solución. En Mastertec atesoran 30 años de experiencia en el sector y cuentan con todo lo necesario para conseguir estos objetivos, como la calidad e innovadora tecnología de los equipos Makerbot que distribuyen en España.